UDLP / NOTICIAS

Felipe: de extremo a sobrio defensa central

En septiembre de 1973 realizaba su debut en la UD Las Palmas un joven valor tinerfeño, entonces con 19 años de edad.

Volver

14/09/2020 09:33

No sabía entonces Felipe Martín que iba a protagonizar una de las más llamativas metamorfosis futbolísticas de la época. Porque había llegado a la UD Las Palmas tras brillar en el CD Tenerife por su condición de extremo puro, veloz y ágil; pero su rol en el equipo iba a crecer con un cambio rotundo de sus conceptos deportivos.

La apuesta por él llegaba en la etapa de Pierre Sinibaldi como técnico amarillo. En sus primeros años, Felipe debió pujar por un caro puesto en el ataque del representativo grancanario. Incluso, en 1976 acudió cedido en Segunda al San Andrés, para encontrar minutos que no lograba tener en Primera de amarillo y en la UD Las Palmas.

Pero, a su vuelta y ya con Miguel Muñoz en el banquillo isleño, se iba a producir el vuelco en la vida de Felipe. Por necesidades del guión, el orotavense encajó como defensa central junto a Roque Díaz en un equipo que había realizado un relevo generacional y donde, además, lucían ya las incorporaciones sudamericanas.

La decisión de Muñoz sobre Felipe resultó todo un éxito. El extremo se transformó en el libre de la defensa canaria, con un fútbol sosegado y garante. Menos de un año después, el 29 de marzo de 1978, Ladislao Kubala lo elegía para realizar el debut internacional con la selección española en partido contra Noruega.

La estancia de Felipe en Las Palmas se prolongó hasta 1987. Jugó 385 partidos oficiales, en Primera, Segunda, Copa del Rey, Copa de la Liga y Copa de la UEFA. Y anotó un gol … como extremo. La portería elegida fue la del Espanyol, en choque eliminatorio de Copa disputado en el ahora desaparecido estadio de Sarriá (1-2).

UDLP / Twitter UD Las Palmas